SERIE MÍTICA PARA INADAPTADOS



Hace poco salió a la venta un DVD de lujo con la tercera temporada íntegra de Doctor en Alaska, una de las mejores series jamás creadas al otro lado del charco. Sus guionistas pudieron disfrutar de una libertad creativa integra de principio a fin durante todo el proceso, los altos directivos sentados en sus sofás de piel de 100.000 dólares no daban un duro por ella. Demasiado intelectual, demasiado poética pensaron, el gran público no pide eso. Pero se encontraron con una fiel audiencia post-Reagan que no faltaba nunca a su cita semanal. Hoy en día muchos de esos geniales guionistas tienen que ganarse el pan sirviendo mesas en Sunset Strip a la espera de una nueva oportunidad que no llega nunca, rodeados de una legión de jóvenes frívolos aspirantes a actores. Solo hay que echar un vistazo al panorama actual para darse cuenta que apesta y la magia del séptimo arte hace tiempo que murió. Las recientes huelgas de guionistas y de actores secundarios o terciarios esta inquietando de nuevo a la industria, quizás el germen de la libertad y el cambio este empezando a gestarse de nuevo. Entre las principales cabezas sindicales del movimiento, encontramos a grandes exponentes de la vieja guardia.







2 comentarios:

sr m dijo...

mi serie sin dudar.
la mejor.
de echo planeamos en un futuro un viaje a alaska entre otras cosas.
todo original y el final de la serie es digno de ella...se va como llego, dejando todo abierto.
no sabia lo de los guionistas, aunque con la de series que hay ahora...
m

JOHNNYBGOOD dijo...

Si lo leí por ahí algunos de su equipo no les iban las cosas demasiado bien. Alaska los últimos grandes espacios abiertos que quedan, esperemos que no se los cepillen en unos cuantos siglos.

Salud y Rock and Roll